Enlaces nuestra Web

Blog de Beatriz Aramburu residente y propietaria en el edificio ACACIAS IV
En el año 2012 Vocal y Gestor de cuentas
aramburuenator@gmail.com

VISITE LA WEB DEL EDIFICIO:
ADMINISTRACIÓN-EDIFICIO-LOCALES-SERVICIOS

VISITE MI OTRO BLOG:
CORRUPCION COMUNIDADES PROPIETARIOS

LEY PROPIEDAD HORIZONTAL - Actualizada Junio 2013


viernes, 9 de octubre de 2015

RESUMEN DE LO ACAECIDO HASTA LA FECHA



En el 2012 soy Vocal y Censor de Cuentas
Al ir a revisar las cuentas en la administración solo me muestran facturas con un numerito escrito a mano en la esquina inferior derecha.
Al preguntar a qué corresponde ese numerito me dicen que al número del documento de pago con el que se ha hecho efectiva esa factura.
Pido ver esos documentos de pago.
Se me niega rotundamente.
Pido acceso visual a nuestra cuenta del banco para cotejar pagos, etc.
Se me niega rotundamente.

Intento posteriormente comprobar todos los documentos relacionados con la reparación de la piscina, etc. presentándome con notario y abogado en la oficina del administrador.
Se me presentan cheques que no cubren el total de lo gastado en la obra y que no están expedidos a favor de ninguna empresa sino a nombre de personas físicas y sin cruzar, o sea cheques de ventanilla. Faltan planos, proyectos, y los permisos del ayuntamiento principales, etc.

En junta se sometió a votación el montante de lo que íbamos a gastar en esta obra. Más de treinta mil euros.
Se dijo que se someterían igualmente a votación varios presupuestos.
No se presentó ninguno ni hubo ninguna votación.
Se gastó más del 20% de lo acordado sin consultar a los propietarios.

A partir de ahí comienza una política de acoso y derribo hacia mi persona, orquestada por la administración y dos personas de la comunidad que desde hace años venían ocupando puestos de presidenta y vicepresidenta, junto con sus camaradas y acólitos.

La entonces presidenta de la comunidad, enferma psiquiátrica de larga permanencia, con diagnóstico a mi juicio muy importante y fuerte medicación acorde a su problema, etc. me agrede físicamente en la oficina del administrador. La denuncio y es juzgada y condenada a pesar de cometer perjurio todos los testigos.

Me insultan a gritos con palabras gruesas, en el edificio, delante de mi casa, desde los rellanos, en la calle, etc.

Me denuncian en el juzgado y en el ayuntamiento con denuncias algunas absurdas y otras falsas.

Echan excrementos en mi buzón de correos junto con dibujos pornográficos y anónimos.

Imponen para dirigir la junta un abogado amigo/socio del administrador que dicen también es el nuestro, sin jamás haber sido asignado por votación. Arenga a todos en mi contra. No me permiten hablar en la junta anual de propietarios y echan a mi acompañante. Me acusan de ir en contra de la comunidad. Me insultan, me ridiculizan y acosan. Al final de la junta se aplauden  a si mismos. Expresidenta y administrador se presentan con más votos que personas asistentes.

Las juntas se celebran en la oficina del administrador en un sótano sin ventilación, ni iluminación, ni salida de emergencia, etc. El administrador no está colegiado, tal como exigen nuestros estatutos. Carece de los estudios pertinentes.

Permiten a propietarios que hacen obras colocar los contenedores de cascotes en la plaza comunal que da acceso a mi domicilio y donde esta actividad prohibida, llenándome la casa de ruido, polvo, olores, etc. Finalidad: ya que no se ven desde la calle, no pedir permisos de obra ni pagar tasas al ayuntamiento.

La sala de motobombas del agua está colindante a mi domicilio. Los motores emiten un ruido insoportable y la sala no está habilitada ni los motores tienen los anclajes reglamentarios. A pesar de haber medición y denuncia de la policía acompañada de multa, junto con revisión del ingeniero del ayuntamiento, no se realiza ninguna reparación, ni cambio, ni modificación.

Todo lo tengo debida y minuciosamente documentado: burofaxes, informes, actas, notificaciones, requerimientos notariales, etc. así como los videos de todos los juicios y la grabación de audio que realicé de la última junta. A disposición de quien lo quiera revisar.